Aunque aparezca "Seguir leyendo" al final de cada entrada, no funciona. Es decir, lo que aparece escrito es el post completo. Gracias.

20.5.07

Viva la Liga

Los cuatro equipos que están en lo alto de la clasificación de nuestra Liga, volvieron a no fallar, y todos ellos, unos más y otros menos, siguen optando al título.

El Valencia cumplió en su visita al ONO Estadi, y se mantiene, aunque de una manera un poco lejana, optando a ser campeón de Liga.El partido fue un poco monótono, aburrido, con demasiadas interrupciones, faltas y centros al área que en su mayoría no encontraban remate, aunque el Valencia siempre mostró una cierta superioridad sobre su rival, el Mallorca. También ambos equipos desperdiciaron numerosas ocasiones de gol; unas veces por deméritos propios, y otras gracias al portero o a la defensa.
El Mallorca dijo adiós a su sueño europeo por culpa de un gol de Joaquín en el minuto 89' tras un magnífico taconazo de Jorge López de esos de los que si los da Ronaldinho dan la vuelta al mundo y se llevan dando vueltas a la prensa durante unos tres meses.
Hoy, en uno de los mejores partidos de la jornada, Deportivo y Sevilla se enfrentaban de nuevo.
El equipo de Caparrós, sin nada ya en juego, se dedicó a intentar aguarle la fiesta a un Sevilla que lo apeó la semana pasada de disputar la final de la Copa del Rey.
Para que el conjunto sevillista acabara llevándose los tres puntos, tuvo que sacar en Riazor su casta, su pundonor, su papel de equipo grande.
El Depor salió más concentrado que el Sevilla, y a los dos minutos de juego llegaba su primer lanzamiento a puerta mediante una volea de Arizmendi que no fue del todo bien dirigida.
Con ganas de revancha, el Deportivo de la Coruña puso contra las cuerdas al Sevilla, y en el minuto 71' llegó el gol de Bodipo, con un tiro cruzado desde dentro del área.
Tan sólo cuatro minutos después, después de una buena falta botada por Duda, Renate cabeceaba al fondo de la red desde dentro del área pequeña.
Y en el 82', llegó la culminación de la remontada sevillista con el gol número 20 en el presente campeonato de Kanouté tras un buen pase de Jesús Navas. El Sevilla se colocaba líder a la espera de lo que hicieran Real Madrid y Barcelona.
El partido de las 19:00 fue un auténtico partidazo en el que se pudo ver de todo. Desde el dominio pasmoso del Madrid en la primera parte y en el inicio de la segunda, con un Recre incapaz que sólo intentaba cazar a la zaga blanca en alguna contra gracias a la velocidad de Sinama Pongolle y Rosu, pasando por el miedo que le entró al Madrid con el primer gol del Recre al pensar en un posible cuarto año en blanco, hasta el gol que puede dar una Liga en el último suspiro y esque, si no hubiese sido por ese gol de Roberto Carlos, posiblemente el Real Madrid debía ir haciendo planes para la próxima campaña.
El partido no pudo comenzar mejor para los de Capello, con un Beckham que sacó a pasear su mejor versión y el guante que tiene en su bota derecha, pues en el minuto 8', ya había puesto un centro milimétricamente preciso en la cabeza de Robinho para que este cabeceara al fondo de la portería. Muy pronto se ponía el Madrid por delante, que debía sentenciar en esta primera parte que era cuando más fácil lo estaba teniendo.
En toda la primera parte el Madrid tuvo infinidad de ocasiones que no supo aprovechar, mientras el Recre, como antes he avisado, intentaba ganar alguna contra.
Hasta el minuto 53' no pudimos ver más goles. Robinho se internó en el área recreativista, y Laquait, el portero blanquiazul, cometía un error de niños al hacerle un estúpido penalty a Robinho cuando el brasileño casi no llegaba al balón, y si lo hacía, no crearía demasiado peligro ya que estaba casi en la línea de fondo. No perdonó un van Nistelrooy que ya mira hacia el pichichi.
A partir de ahí, el Real Madrid comenzó a mirar el marcador y a esperar el pitido del árbitro. Justo 20' minutos después del gol de van Nistelrooy, Ramos cometió otro penalti tonto sobre Uche, y Jesús Vázquez la mandó a la escuadra desde los once metros. Más miedo le entró al Madrid con ese gol, que intentaba perder tiempo de cualquier forma. A falta de cinco minutos para el final, llegó lo que se veía venir y lo que todos esperaban, el gol de Uche que había entrado al inicio de la segunda mitad por Rosu. El gol llegó tras un córner lanzado por Aitor, y con una defensa del Madrid que hizo la estatua.
En el minuto 90', ya a la heróica, con Beckham corriendo más que Forest al lado del tren (ya sé que el chiste es malo, pero bueno), y con Gago y Roberto Carlos en la punta de ataque, llegó el gol. Gago dio un pase magnífico al lateral zurdo madridista para que este, tras una salida desesperada de Laquait, colocara el balón dentro de la portería. Tres puntos y siguen líderes, dependiendo de ellos mismos.
El partido de las 21:00 fue quizás, o seguro, el partido de la jornada, positivamente hablando para el Barça y nefastamente para el Atlético.
Ya se veía venir, no sé si por que los indios querían fastidiar al Madrid, o por la superioridad aplastante del Barça, estuvo presente en este partido la mayor goleada de la jornada y quizás de la Liga. 0-6, en el Calderón, con una afición gritando y pitando a sus jugadores, algo que no arregla nada. En el Atlético se pudo ver un equipo sin garra, sin orgullo, sin coraje, sin pundonor, sin ideas, sin fútbol y sin nada. No sé que hace un futbolista como Fabiano Eller en este equipo. Fue el peor día de Pichu sin duda en su corta trayectoria como futbolista. Un auténtico desastre. Huecos en la defensa, desorganización en el centro del campo. El Barça hacía lo que quería, manejaba el partido a su antojo y los goles se sucedían uno tras otro. Gracias a que Ronaldinho y Eto'o lanzaron al palo de falta y tras un regate respectivamente, no se llevaron 8. Tan sólo un tiro con efecto de Galletti hizo ponerse de pie a los aficionados atléticos.
A pesar del saco de chicharros, el primer gol se hizo esperar. Fue en el minuto 38', en una buena jugada entre Eto'o y Messi, el camerunés se la puso al argentino para que sólo desde el punto de penalty hiciera el primer tanto del partido.
Tan sólo cuatro minutos después, llegó el segundo. Thuram le dio un pase elevado a Zambrotta, para que Pichu saliera en falso y el italiano sólo tuviera que controlar con la derecha y levantarla con la izquierda por encima del meta rojiblanco.
Y antes de que acabara la primera mitad, llegó la mitad de los tantos del partido, el 0-3, con otra cantada de Pichu. Deco llegó a la línea de fondo tras un pase de Ronaldinho, centró, y Pichi salió antes de tiempo, mientras que Eto'o se le anticipó a Antonio López para sentenciar el partido.
Lo de la segunda parte ya fue impresionante. El Atlético pensando ya en la jornada siguiente, el Barça gustándose, y Pichu, maldiciendo su suerte.
En el 57', el 4-0, un muy buen gol de Ronaldinho en una pared con Samuel Eto'o, un Samuel Eto'o que se reecontró con su mejor versión tras la lesión.
En el 71' Eller vio su segunda amarilla y tuvo que irse a la ducha antes de tiempo. En el 79', se alcanzó la manita, con un buen gol de vaselina de Messi, que había recibido un buen balón de Gio.
En el 89', con el Atlético intentando buscar el gol del honor, y con un hueco en la defensa impresionante, Xavi le dio un pase largo a Iniesta que de primeras la tocó para Eto'o, el camerunés llegó hasta dentro del área, se la devolvió a Iniesta, y este a puerta vacía completada la goleada. Una auténtica vergüenza la que pasó el domingo el Atlético, que debe cambiar de mentalidad y directivos si quiere volver a ser un equipo grande. Torres volvió a demostrar su ambición, una ambición a veces excesiva que le hace dejarse el balón atrás cuando va en carrera, que es su mejor cualidad.
Y por abajo de la clasificación, Betis y Nàstic firmaron un empate a uno que no le vale a ninguno de los dos; ni al Betis para verse matemáticamente salvado, ni al Nàstic para conseguir el milagro. El declibe del Celta suma y sigue y esta vez sucumbieron frente a una Real Sociedad que está a un punto de la salvación, y que ve cada vez más cerca jugar la próxima temporada en la división de oro de nuestro fútbol. El Athletic no pudo hacer nada en su visita a Zaragoza, aunque sí fue un digno rival, y está a un punto del descenso, por encima de la Real Sociedad. El Levante fue vapuleado en casa frente al Osasuna y también debe andarse con ojito para no volver a la segunda división.

4 comentarios:

Moi dijo...

Espero que todo se decida en la última jornada, ya que sería algo magnífico y muy emocionante. Todos ganaron y por ellos nada cambia.

Por abajo si que cambia; el athletic cada vez peligra más y el celta parece ya imposible que se salve. Y ojito al próximo partido de la Real, juega en campo de Osasuna y no me extrañará nada que los navarros les devolvieran el favor de años atrás.

Un saludo crack, gran resumen!

Javi dijo...

Sin comentarios lo de esta jornada.

¿Que pasaba en tu blog? Hasta hoy no me dejaba comentar en este post.

Saludos

Ángel Velasco dijo...

Me encanta esta Liga por la lucha por la Liga, por la UEFA y por el descenso , esto es emoción si estuviera el Valladolid ya sería distintopara mi.

Un saludo

www.linternadevelasco.blogspot.com

Pablo dijo...

Gran resumen Álvaro. A día de hoy, la única esperanza que tienen los rivales del Madrid pasa por la Romareda. Si el Zaragoza consigue al menos un empate sus jugadores se van a hacer millonarios ;)

Saludos.